Nuestro Norte:

Nuestro Norte: La busqueda de su Salud y Bienestar

jueves, 16 de febrero de 2012

Masaje bajo ducha o ducha Vichy


La aplicación de un masaje bajo ducha o ducha Vichy trae grandes beneficios para los usuarios, éste consiste en brindar de forma simultánea una ducha de afusión y un masaje relajante. En este artículo se analizan las particularidades de esta terapia, una de las más demandadas en los spas de todo el mundo, ya sea como tratamiento cosmético o para producir un bienestar general en el organismo.
  Sabemos muy bien hasta qué punto el agua es imprescindible para los seres vivos. Si a sus virtudes como elemento básico para la vida añadimos sus extraordinarios efectos terapéuticos, obtendremos una respuesta a la pregunta de por qué las hidroterapias son tan solicitadas por aquellas personas que no sólo quieren tratar problemas estéticos sino que, al mismo tiempo, buscan un equilibrio total en el organismo. Recordemos en este punto que todos los beneficios que acarrea una hidroterapia se deben principalmente a la acción térmica y mecánica que ejerce el agua sobre el cuerpo.
La ducha Vichy
Las duchas forman parte de una gama muy amplia de hidroterapias. En toda ducha el agua se renueva sin cesar y esto provoca estímulos térmicos y mecánicos constantes. Llamada ducha Vichy porque es originaria de los famosos centros de balneación y termalismo de la ciudad francesa del mismo nombre, esta hidroterapia consiste en brindar a los usuarios de un spa una ducha de afusión (ducha horizontal en forma de lluvia) y un masaje relajante al mismo tiempo. Para el masaje se pueden usar aceites, alguna emulsión, etc., pero la ducha Vichy también es ideal para tratamientos de barro, fangos, algas o exfoliantes que pueden ser retirados con sus regaderas.
En la ducha Vichy se hacen pasar con rapidez chorros o jets de agua caliente o fría según los efectos terapéuticos que se deseen. Los beneficios ocurren sobre todo en dos sistemas del organismo:
1. El nervioso. Los efectos varían de acuerdo a la temperatura del agua. El agua caliente provoca un efecto sedante y el agua fría uno tonificante.
2. El circulatorio. Los efectos también dependen de la temperatura del agua. Con el agua fría los vasos sanguíneos periféricos se contraen, la piel palidece, el corazón disminuye sus latidos y se produce un aumento de la presión arterial. Al cabo de unos segundos la piel recobra el color, el corazón recupera sus latidos y la presión arterial disminuye. Con el agua caliente se produce una vasodilatación, esta vez la presión arterial baja. La hipotensión será más marcada por el efecto sedante del agua caliente.
El protocolo
Lo común es que antes de la aplicación del masaje bajo ducha los usuarios se dan una ducha general caliente. Luego pasan al área de ducha Vichy y reciben un masaje de relajación (que dura aproximadamente 30 minutos) debajo del tubo horizontal de regaderas. El masaje puede ser efectuado por uno o dos terapeutas y en la mayoría de los casos se da de manera ascendente, de las extremidades hacia el tronco, hombros y cuello.
El resultado terapéutico se produce de inmediato. La percusión producida por la proyección de agua sobre la piel provoca una serie de estímulos a nivel de los receptores cutáneos del tacto y la presión. A estos efectos se suman los que produce la temperatura y el masaje relajante.
Resumamos así las bondades de la ducha Vichy:
• Es analgésica, sedante y antiestrés
• Favorece la circulación sanguínea, el drenaje venoso y linfático
• Provoca relajación muscular y alivia las contracturas
• Tonifica la piel
• Es coadyuvante en tratamientos contra el reumatismo
El mobiliario
Para el masaje bajo ducha o ducha Vichy se requiere de un mobiliario particular (llamado del mismo modo que el tratamiento) que consta de una camilla con un tubo incorporado que dispone regaderas suspendidas (el número es variable y pueden ser individuales o dobles) sobre la camilla (a unos 60 u 80 cm) desde donde chorros de agua caen en forma de lluvia a lo largo del cuerpo de los usuarios.
Cada uno de los chorros debe tener un regulador independiente de la presión y rótulas de orientación, además de una regadera manual para trabajar en zonas específicas.
Es necesario considerar que los requerimientos de instalación de una ducha Vichy variarán dependiendo de las características propias del mobiliario y de las instrucciones del fabricante. No obstante, en todos los casos debe haber ciertas condiciones mínimas de presión del agua en el establecimiento, una ubicación adecuada de la toma de la corriente eléctrica, cierto diámetro de la rosca de la toma de agua caliente y fría, una colocación adecuada de la rejilla de desagüe, una pendiente que lo facilite y, por supuesto, hay que tener las precauciones necesarias a la hora de escoger los materiales usados para esta área húmeda.
En la actualidad, el gran desarrollo de duchas Vichy ofrece mobiliario, materiales y componentes que optimizan al máximo esta técnica terapéutica. Finalicemos con el ejemplo de aquellas duchas que pueden ser programadas electrónicamente de acuerdo al tipo de masaje que se quiere brindar y a variables combinatorias para tratamientos individualizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada